ARMARIOS INFANTILES

Los más pequeños de la casa también necesitan de un espacio en el que guardar su ropa y ordenar sus cosas. Debemos dejarnos asesorar en el diseño, de tal manera que este permita que los niños tengan sus prendas al alcance, para que aprendan a organizar su propio espacio.

Se puede adaptar el armario a la decoración del mobiliario con tendencias más acordes a los gustos de los niños. Decorando las puertas del mismo con melaninas de múltiples colores, que estén en  consonancia con la decoración del dormitorio. También se puede lacar las mismas según una muestra del acabado de la mesilla, el escritorio, la litera, o las baldas de la pared, para así personalizar el armario e integrarlo en el dormitorio.

El interior del armario también debería ir en consonancia con el tamaño de las prendas de los niños; que nada tiene que ver con las de los adultos. Bien es cierto que los niños crecen y sus necesidades de ropa cambian con el tiempo, por ello el diseño del interior del armario deber ser versátil.

En La Casita de Irene ofrecemos el servicio de modificar la altura de las barras de colgar, de las baldas o del número de cajones, a medida que las necesidades de ropa vayan cambiando. De esta manera, no tendremos que cambiar el diseño básico del armario y ahorraremos en costes futuros.

Otra manera de darle un toque original y moderno al armario, es combinar los colores y acabados de las puertas con los interiores. Por ejemplo si las puertas tienen un tono azul se puede combinar con el frente de los cajones o con las baldas, que resaltarán respecto a las tonalidades que hayamos elegido para el forrado o vestido de interior.

Creemos que un armario a medida, es la mejor opción y más versátil en el tiempo que la de los armarios  estandarizados que se ofrecen con el mobiliario para dormitorio juvenil y con un coste similar o inferior.